Procesión de Domingo de Ramos en la ciudad de Córdoba, por la noche. Desde un balcón del hostal (por cierto, una pasada) un hombre estabiliza su cámara en busca de imágenes perféctamente nítidas. Nunca había visto nada igual, juzgad vosotros mismos jeje!