La noticia tiene ya su tiempo (concrétamente el 15/11/2006). Hay que andar con mucho ojo con quien quedamos para realizarnos unas fotos. Incluso existen casos de suplantación de identidades. Falsos fotógrafos se hacen pasar por reconocidos para poder captar así sus “victimas”.
“Luis G.-R. M., de 26 años e informático, había urdido, según la policía, una complicada trama para intentar abusar de jóvenes a las que engañaba bajo la falsa profesión de productor de películas eróticas y fotógrafo de desnudos. El ahora detenido se anunciaba a través de Internet y suplantaba a profesionales del espectáculo y la moda para atraer a sus víctimas”.

Puedes leer el resto de la noticia aquí.