Ayer, jueves 22 realizamos una micro-KDD nocturna (por el número de participantes) en la Fábrica de Cerámica abandonada en la carretera de Agost-San Vicente. Un lugar medio ruinoso, pero atractivo para los que nos gustan este tipo de motivo fotográfico.
Trípode, disparador, linterna, móvil…y baterías cargadas son indispensables para la práctica de fotografía nocturna. Allí estuvimos Reme, Joselito y servidor, intentando plasmar algunos detalles de las instalaciones. El objetivo principal y más atractivo: la chimenea. Sin duda alguna la principal protagonista de nuestras fotos. El lugar invita a ser fotografiado, pero las luces parásitas contaminan, y a la vez ayudan en determinados casos a realizar las fotografías.

Datos de la toma: Canon 350D – 18-55-disparador-trípode-600seg- f 4.5 – sin flashes