Para ser un buen fotógrafo, debe haber un equilibrio entre técnica, estética y sobre todo buen gusto. El equipo ayuda, pero no lo es todo… Un buen modelo, debe ser capaz de desenvolverse con soltura bajo cualquier situación… y sobre todo tener más bien poca vergüenza. Sí, he dicho tener poca vergüenza. Y sino, juzgad vosotros mismos. Paseo de Poniente de Benidorm, sobre las 11 de la mañana de un domingo cualquiera… el resto, en este pequeño cutrevídeo.

http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=7771297&server=vimeo.com&show_title=0&show_byline=0&show_portrait=0&color=00ADEF&fullscreen=1