9 de marzo de 2012

Riga - Letonia

Letonia - Riga

Remoloneo. Son las 9:30 horas. Hoy decido descansar un poco más. Hoy mi hermana termina antes de clase e iremos a Bauska para visitar el Castillo de Rundale.

De nuevo, decido visitar el mercado pero esta vez los puestos instalados en el interior de dos antiguos angares reconvertidos en un bullicioso mercado de abastos. Carne, pescado y toda clase de ahumados.  Una breve visita, café con leche y algo dulce para entrar en calor.

Los músicos callejeros de un paso subterráneo me atraen con su música. Tiene mucho mérito tocar la guitarra con estas temperaturas. Suenan realmente bien pese a combatir el frío a base de tragos de vodka e ir algo chispados. Decido quedarme a escucharlos, entablar una absurda conversación y fotografiarlos mientras hacen su trabajo.

Músicos callejeros en Riga - Letonia

Músicos callejeros en Riga - Letonia

Mi hermana ya ha terminado, me recoje y vamos de nuevo por la residencia para recoger a Yarlini que nos acompañará a Bauska. Yarlini es una estudiante de medicina de Sri Lanka, muy coqueta, simpática y sonriente. Tras un largo trayecto en coche, el Castillo de Rundale aparece ante nuestros ojos. Es grande e impresiona verlo rodeado de nieve. Quizá no sea la mejor época del año para visitarlo ya que sus jardines no están en su mejor momento pero la visita merece la pena.

Castillo de Rundale - Bauska

Castillo de Rundale - Bauska

Castillo de Rundale - Bauska

Castillo de Rundale - Bauska

Hielo bajo mis pies. Os aseguro que aguantar aguanta!

Castillo de Rundale - Bauska

Tala de troncos en las cercanías del Castillo de Rundale

La noche planeaba fiesta pero el cansancio pudo con nosotros. Vodka con naranja, salmón, ensaladilla típica letona e interesantes conversaciones en inglés entre una chica de Mali, un bieloruso y una pareja de Sri Lanka. Así uno no se siente tan extrangero.

Consejos

  • La conducción en Letonia es algo peligrosa. En carreteras nacionales, deberás cicular por el arcén. No, no es broma!
  • Cualquier viandante deberá llevar algún tipo de material reflectante (brazalete, accesorio o similar…). El hecho de no llevarlo puede suponer multa o amonestación.