Después de darle muchas vueltas, me he decidido a comprar un segundo flash manual que acompañe a mi Canon 580EX cuando necesito portabilidad y ligereza en mi equipo. El flash Yongnuo 560-II cumplía una serie de características que para mi eran indispensables a la hora de elegirlo:

  • Su número guía o potencia. El Yongnuo ofrece un número guía de 58 @ ISO 100 y 105 mm.
  • Cabezal rotatorio y posibilidad de zoom manual.
  • Fotocélula incluida.
  • Posibilidad de disparo mediante Radio Frecuencia.

Sincéramente, las sensaciones una vez lo tienes en la mano, son muy buenas. Un diseño cuidado, un display con toda la información y unos materiales que sin ser la bomba, parecen consistentes. La zapata es metálica y posee una rosca para sujetar a la cámara al estilo del Canon 580EX. Se trata de un flash totalmente manual, nada te TTL o ETTL con varios modos de funcionamiento: M, S1/S2 y Multi o estroboscópico.

Modos de funcionamiento

Los modos S1 y S2 funcionan a través de una fotocélula que posee nuestro flash (algo interesante si no disponemos de disparadores de rádio y nos encontramos a corta distancia). El modo S1 funciona de modo normal, disparando nuestro YN560II con el destello de otro flash mientras que el modo S2 permite estar disparando nuestro flash en cámara en modo TTL y disparar nuestro YN560II a través de la fotocélula evitando el predestello del TTL. El modo Multi o estroboscópico permite programar el número de destellos y su frecuencia en Hz.

Otra de las características que me ha parecido muy interesante es el aviso sonoro que emite nuestro flash indicándonos así que está listo para una nueva descarga. Posee botón de test, muy útil si nuestro propósito es utilizarlo en mano para técnicas de lightpainting u open flash.

Potencia y zoom totalmente configurable: 1/1, 1/2, 1/4, 1/8, 1/16, 1/32, 1/64 y 1/128 con pasos totales o por tercios. Su cabezal abarca desde los 24 a los 105 mm y posee difusor para angulares y reflector blanco. Ofrece la posibilidad de utilizar baterías externas (usa pilas AA) para aumentar la velocidad de refresco sin preocuparnos por el calentamiento de nuestra unidad ya que incluye un sistema de protección.

Para el disparo por radiofrecuencia, he usado mis Yongnuo RF 602 con unos resultados más que satisfactorios. Sin duda alguna y a falta de darle un uso más intensivo, creo que es un buen flash para usar en manual y que recomiendo si estás pensando en adquirir uno. Puedes comprar tu Yongnuo 560-II aquí.

¿Y tú qué opinas? ¿También lo tienes?