Tan importantes son las luces de fondo como las luces que iluminan a un sujeto en un esquema de iluminación. Cuando estamos empezando, no conviene complicarnos la vida con enrevesados esquemas de iluminación, multitud de flashes o accesorios. En los Cursos de Fotografía que imparto, trato que mis alumnos aprendan a manejar y experimentar con distintas fuentes de luz: desde un  único punto de luz a múltiples flashes. El por qué, es bien sencillo. Una vez comprendemos y manejamos uno o varios puntos de luz y cómo ésta se comportan, es mucho más sencillo incorporar otros nuevos.

Esquema de iluminación. Luces de fondo

Esquema de iluminación. Luces de fondo

Ya te he hablando y comentado otros esquemas de iluminación como: Esquema de Iluminación con Beauty Dish o Esquema de Iluminación con 2 luces y verás que los resultados obtenidos son totalmente distintos entre sí. En esta ocasión y siguiendo la filosofía de mis talleres de retrato te planteo de nuevo una configuración sencilla de luces con un resultado, a mi parecer, muy atractivo.

Esquema de Iluminación. Luz de fondo

Si bien esta configuración de luz puede llevarse a otros campos de la fotografía, creo que en el desnudo artístico que os presento dio un buen resultado. Se trata de dos flashes de estudio con sus correspondientes ventanas de luz las que únicamente iluminan el fondo blanco del estudio.

Esquema de Iluminación. Luz de fondo

Esquema de Iluminación. Luz de fondo

A ambos lados del modelo, situé lo más cerca posible (sin aparecer en cámara) sendos paneles negros que evitarían cualquier rebote de luz indeseado hacia cámara. Además sirven para aumentar el contraste y la definición del contorno del cuerpo. Iluminando únicamente el fondo, éste debe aparecer completamente blanco y uniforme. Para ello mediremos con la ayuda del fotómetro. La iluminación residual o que “rebota” el fondo es la encargada de iluminar a nuestro sujeto evitando que éste quede totalmente en penumbra.

Como ves, se trata de un esquema de iluminación sencillo pero que requiere de un control de la luz que emite nuestro fondo. Si nos pasamos, los bordes del sujeto empezarán a desvanecerse (de ahí que usemos los gobos o paneles negros). Aunque el ensayo-error en este caso puede ayudarnos, recomiendo medir y comprender qué estamos haciendo en cada caso.

¿Te gustó? ¿Por qué no lo compartes? 

¿Te gustaría tener unas imágenes como estas? Ponte en contacto conmigo! 

¿Quieres estar al corriente de los cursos y talleres de fotografía que imparto? Suscríbete a mi lista de correo!