Acostumbrado a trabajar en exteriores, siempre soñaba con hacer alguna sesión de estudio. El tema de los flashes, el fotómetro me atrae, pero nunca había podido trabajar antes en uno. Alguien debía ser el primero en pasar por mis manos (lo siento Jose, espero haber hecho bien mi trabajo). El tema es complicadete, siempre que queramos complicarnos la vida con esquemas difíciles y muchas fuentes de luz.

Cámara en mano, chivato conectado y fotómetro para medir la luz en la zona deseada. Normalmente mediciones en cara, ropa blanca y fondo dependiendo del efecto que busquemos. Sirvan estas fotos como muestra de lo mucho que he disfrutado.
Y vaya morro que pongo!! Y sí es una 5D lo que llevo en la mano jaja (solo para impresionar). Gracias a javierfotoestudio (Novelda) por permitirme utilizar su estudio 😉