Hablar en términos de calidad de la luz, supone en muchos casos diferenciar cómo es la luz, cómo se comporta y cómo afecta a nuestro sujeto. Saber por qué ocurre o cómo podemos conseguir una u otra, nos ayudará a generar imágenes de un carácter u otro.

Calidad de la luz: Luz Dura y Luz Suave

A estas alturas, casi todo el mundo tiene clara la diferencia entre luz dura y luz suave pero pocos tienen claro cómo se consigue.

Una luz dura, generará transiciones entre zonas iluminadas y zonas en sombra más acusada. Por el contrario una luz suave, generará sombras suaves y poco profundas. Pongamos un par de ejemplos:

  1. Caminamos a las 12 del medio día en una mañana de agosto. En el suelo se proyectará una sombra densa y definida. Hablaremos entonces de luz dura.
  2. Por el contrario, si caminamos bajo un día nublado, la sombra proyectada será muy suave y poco definida. Hablaremos entonces de luz suave.

Conocidas las diferencias con estos dos ejemplos, éstos además nos permiten introducir un concepto fundamental: Tamaño de la fuente de luz y distancia al sujeto.

Make up & Necklaces - Aarón Blanco

Luz suave

 

Tamaño de la fuente de luz y distancia al sujeto

Una fuente de gran tamaño (respecto al sujeto) generará luz suave y una fuente de luz pequeña una fuente de luz dura. A este concepto conviene sumarle la distancia entre la fuente de luz y el sujeto. Por ese motivo, una fuente de luz cercana al sujeto generará luz suave y una fuente de luz lejana al sujeto, generará una luz dura. Fíjate que el tamaño de la fuente de luz en este caso no influye, es la distancia entre la fuente de luz y el sujeto la que determina un tamaño relativo: a mayor distancia la fuente de luz respecto al sujeto parece de menor tamaño.

Pensemos en los dos ejemplos anteriores. La distancia de la fuente luminosa (en este caso el Sol) es la misma, únicamente varía su tamaño aparente, siendo las nubes un gran difusor capaz de aumentar el tamaño de la fuente de luz.

Fíjate que no hemos hablado de modificadores de la luz aunque ya deberías estar empezando a asociar cómo influyen y cómo se comportará la luz según un modificador u otro. Esto, lo trataré en otro artículo más adelante!

Resumiendo

  • Si necesito obtener una luz suave, necesito aumentar el tamaño de la fuente de luz respecto al sujeto o acercarme al sujeto para aumentar el tamaño relativo de la fuente de luz.
  • Si busco por el contrario obtener una luz dura, reduciré el tamaño de la fuente de luz o la alejaré del sujeto con el fin de disminuir el tamaño relativo de la fuente de luz.
ALUMNA02

Luz dura

Fíjate en la sombra de su barbilla y cómo esta más densa y definida en el caso de la luz dura y cómo es más suave y casi inexistente cuando uso una luz suave. Si todavía sigues sin tener claros estos conceptos, te recomiendo le eches un vistazo al libro La iluminación en la fotografía. Es un libro que no dejo de recomendar a mis alumnos y conocidos.

¿Y tú, usas estos conceptos?