Realizada la parte más importante -la sesión de fotos- es hora de seleccionar y retocar las fotos que compondrán el book de nuestra modelo.
En estos casos (y como en la mayoría) trabajo en formato RAW permitiéndonos corregir y ajustar parámetros de la foto sin demasiado esfuerzo y obteniendo copias en cualquiera de los formatos a trabajar posteriormente en Photoshop: TIFF o JPEG.

Se nos plantea una pregunta: ¿por dónde empezar puesto que tengo un buen puñado de fotos? Personálmente entrego entre 15-20 fotos por book, pero ahora bien, viene la tarea difícil de decidir cuál entra y cuál no entra. Para ello procuraremos:

  • Incluir al menos 1 ó 2 retratos de entre las fotos del book
  • Plano americano y de cuerpo entero con varios cambios de vestuario (yo suelo hacer 3 cambios más o menos) y posturas
  • Nos fijaremos en la expresión de la modelo. Ésta debe ser natural y acorde con la postura en cuestión

¿Cómo selecciono yo? Vayamos por pasos…

  1. Una vez las fotos en el disco duro, por medio de Raw Shotter doy un vistazo rápido a todas las fotos. Elimino aquellas fotos trepidadas, desenfocadas o en las que la expresión sea muy desfavorecida (ojos cerrados, muecas…).
  2. En la segunda pasada marco (con las opciones de marcado 1, 2 ó 3) todas y cada una de las fotos que encuentre “aceptables” bien por postura, bien por expresión o por composición. Nos quedará una selección quizá algo amplia todavía
  3. Una vez tenemos las fotos “aceptables” seleccionadas, haremos sobre éstas una última selección eligiendo finalmente las 15 a retocar. Si no lo tuvieramos claro volveríamos a hacer una selección como en el paso 2 y luego terminaríamos con el paso 3. Debermos poner especial atención a la mirada, luz, composición y posturas.
  4. Realizaremos los ajustes necesarios de temperatura de color, exposición y demás…

Exportaremos las 15 ó 20 fotos a formato TIFF o JPEG de alta calidad. Por razones de peso y procesado, suelo trabajar con JPEG de alta calidad.

Una vez abiertas las fotos en el Photoshop trabajaremos las fotos procurando obtener la mayor calidad posible. Aquí influye el manejo del programa que tengamos cada uno y los distintos procesados que seamos capaces de hacer. Las guardaremos a la máxima calidad sin comprimir. Será interesante guardar el PSD sin acoplar las capas para futuras modificaciones en caso de ser necesario. O por el contrario si estamos seguro, lo eliminaremos una vez guardadas en el formato definitivo.